Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

"Emocionalmente, los niños con discapacidad son iguales a los demás"

ALBA GARCÍA - PONTEVEDRA Mercé Leonhardt fue de las primeras personas en España en preocuparse por la atención de niños con déficit visual. Cuando estudiaba Tercero de Psicología se dio cuenta del vacío en el que estaban sumidos estos pequeños y, a partir de ahí, sus ganas de ayudar a proporcionarles una vida mejor la animaron a trabajar buscando una solución. Ahora, esta prestigiosa psicóloga está en Pontevedra para impartir un curso especializado en la Asociación de Atención a la Parálisis Cerebral Amencer.

–¿Ha superado España las carencias que tenía en el pasado en este ámbito?


–España está en una buena posición en relación a Europa y se está trabajando muy bien. Hay gente muy sensible y muy buenos profesionales, que se preocupan y mejoran mucho esa atención. Hay ganas de saber, de comprender a la familia y de ver cómo se le puede cambiar el futuro de ese niño para que viva mejor.

–Además de actuar con los niños afectados, usted también trabaja con sus padres. ¿Esto es importante para el tratamiento?


–No se puede desligar nunca a un niño de su familia. Un niño malvive si no mantiene una relación con su padre y con su madre, que son la forma que tiene para contactar con el mundo. La atención precoz no sólo es un trabajo con el bebé, sino que también requiere de un trabajo muy intenso con la familia.

– Trabajar con un niño es complicado porque no sabe expresar directamente qué les pasa. ¿Cómo supera esto?


–Mediante la observación. Cada niño es distinto, entonces necesitas observarlo, ver cómo contacta, o no, con el mundo. Para poder ir entrando en su mundo tienes que hacerlo de una forma no intrusiva, para conseguir que te permita un resquicio de contacto y de relación.

–¿Qué características se necesitan para entrar en ese mundo?

–Primero, que te gusten los niños. Después tienes que saber el por qué de las cosas, entenderlos. Cuanto más lo entiendes y te formas, más ves las posibilidades de cambio en los niños y lo que te queda por aprender.

–Usted también trabaja en la estimulación precoz de los niños. ¿En qué los favorece?



opìnion de una especialista en España 

La prestigiosa psicóloga imparte un curso en la asociación Amencer


La prestigiosa psicóloga imparte un curso en la asociación Amencer

–El estímulo precoz significa dar lo que es adecuado para la edad del niño. Si tenemos un bebé prematuro es muy importante que exista contacto con la madre y con el padre. El contacto piel a piel, por ejemplo, mejora mucho sus constantes fisiológicas, su peso, su perímetro craneal, su contacto con el mundo. Estos son los primeros estímulos que podemos dar a un niño muy pequeño muy vulnerable.

–¿Qué consejo le daría a unos padres cuyo hijo tuviese algún tipo de dificultad?


Yo les diría que miren hacia delante, que vayan observando a su hijo y descubran las capacidades que tiene. Un buen profesional al lado les ayudará también en aquello que a veces la confusión y el sufrimiento no deja descubrir. Los niños pueden tener las discapacidades o las dificultades que sean, pero emocionalmente son como todos los niños del mundo, y esto es una gran esperanza para obtener todas las respuestas del niño. Que las esperen que, en algún momento, se las va a dar.

–En la actualidad, usted está participando en el desarrollo de un proyecto en la India. ¿Cómo es su trabajo ahí? ¿En qué consiste?


–Mi trabajo es organizar un servicio de atención temprana en Anantapur, en la fundación Vicente Ferrer. Hasta el momento, hemos iniciado unos cursos de formación con personas del pueblo, especialmente madres que tienen contacto con las embarazadas, con los niños del pueblo, para poder empezar a detectar las discapacidades. También hemos empezado a formar profesionales que están en las escuelas especiales para que puedan dar también tratamientos una vez detectadas las dificultades de los niños.

–¿Está dando buenos resultados?


–Pues en dos meses se han identificado 100 niños con dificultades de todo tipo y hemos empezado a dar tratamientos para que los puedan aplicar. Ahora haremos una tercera fase, que será ampliar tratamientos, y ver también las especialidades que más necesitan en esta región

–¿Encuentra muchas diferencias entre el trabajo que desarrolla en Anantapur y el que desenvuelve en España?


–Totalmente. Aquí los profesionales son personas con una gran formación, normalmente con una carrera y con gran sensibilidad humana. Allí tienes personas con una gran sensibilidad pero sin ningún tipo de preparación. A veces incluso son analfabetas, pero eso es de lo que tienes que partir. Además, sí que tienen una muy buena disposición para lo que les enseñas. Al final, la base es tener un conocimiento de lo que son las emociones y los sentimientos, que acaba siendo más importante que la técnica

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Top