Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

LA BRUJERIA EXISTE..............AUNQUE MUCHOS NO CREAN

por cootaxim

de 

brujeria/istockphotoMi amigo Ramón lleva una rachita de varios meses en los que no lo calienta ni el sol. Se separó de su mujer, un borracho lo embistió y su coche se deshizo, tuvo un par de lesiones en la espalda, surgió una misteriosa plaga de cucarachas y hormigas en su casa –y eso que es maniático de la limpieza-, se le vinieron abajo dos proyectos de trabajo, su perrita desapareció…

Hace tres semanas se puso fatal de la espalda, ya casi no podía caminar. Su doctor estaba de vacaciones así que lo mandé con una mujer maravillosa: Josefina, una acupunturista invidente que, además, domina varias disciplinas de terapia física. Atiende por igual a deportistas de alto rendimiento como a bailarines profesionales, amas de casa y ejecutivos. Lo increíble de esta mujer es que tiene un don. Con sólo sentirte el pulso, ella puede ver con sus manos lo que ningún estudio científico es capaz de detectar: el historial clínico y emocional de las personas, es decir, los impactos que la experiencia de vida ha dejado registrados en el cuerpo, y que se manifiestan a través de dolencias o padecimientos físicos, mentales o espirituales.

Yo sabía que Ramón era un escéptico de la medicina alternativa, así que sólo se la recomendé como terapeuta física. “Ella te puede ayudar en lo que tu doctor regresa de vacaciones. Te va a caer muy bien un masaje para relajarte”, le dije en tono optimista. Mi amigo decidió ir y cuando salió de la segunda terapia, me llamó:
– Estoy sacadísimo de onda, esta mujer me dijo cosas de mí que nadie más podría saber. Yo no creía en esas cosas pero…
– ¿Qué te dijo? –interrumpí ansiosa.
– Es que no me suena nada descabellado.
– ¡Ya dime!
– Me hicieron un trabajito –respondió con la voz entrecortada.
– ¡¿Te hicieron brujería?!

A decir de Josefina, la responsable de dicho “trabajito” es una mujer. También le dijo a Ramón que no podía seguir atendiéndolo si él no buscaba ayuda para deshacer “el nudo” en el que estaba metido. Yo sabía que Josefina era uno de esos seres de luz cuya sola presencia es tranquilizadora, sin embargo, desconocía que pudiera ver… cosas a ese nivel.

Ramón, como muchas personas que han recibido una noticia similar, no deja de ser un profesionista que tuvo lecciones cartesianas sobre la realidad y que filtra todo por el tamiz de sus razonamientos. Pero también cree en Dios y acepta que hay un lado la vida que es invisible a los ojos, un tipo de energía que ata y desata situaciones o personas; algo que no vemos ni podemos tocar, pero que ahí está y cuando tratamos de entenderlo es como un shock para nuestro aparato racional. Ante todo, Ramón jamás pensó que alguien pudiera hacerle algo así, porque él no recurriría a la brujería para “resolver” los problemas.

En estos días, hablando del tema con otras personas, nos hemos encontrado que hay mucha gente que no creía en ello… hasta que tuvo una experiencia similar. También hallamos a quienes dudan definitivamente de los poderes de la brujería, aunque dicen conocer el caso de “la sobrina de mi vecino”, que después de visitar a un brujo y matar a dos gallinas, consiguió marido. Y no falta “el jefe de Perenganito”, que no sale de casa sin sus amuletos y que tiene en su oficina un misterioso altar.

En lo que toca a mi amigo Ramón, ha decidido atender el problema desde ambas partes, con su ortopedista y también con un especialista en magia blanca. Independientemente de si le hicieron o no un trabajito, él lo que quiere es curarse y eso es lo que cuenta. Aunque pienso que tampoco le vendría mal una visita con el psicólogo; además de que necesita quitarse la tristeza, creo que tiene que revisar la forma en la que lleva sus relaciones con las mujeres.

Entiendo que los seres humanos, por más racionales que queramos ser, necesitamos una “dosis” de magia o una “pizca” de misterio por distintos motivos. Todos hemos depositado anhelos, deseos y plegarias en ciertos objetos y les otorgamos cierto poder simbólico. Sin embargo, en mi escala de valores, recurrir a ese tipo de estrategias para hacerle daño a alguien no es algo muy correcto que digamos.

Es sabido que en algunas culturas la brujería o la magia son prácticas aceptadas socialmente, pues gozan de legitimidad histórica, popular y religiosa. En otros contextos, la brujería es considerada como superchería, ignorancia o ingenuidad, y es que no falta quien lucre con la angustia de la gente. Cada quien sus ideas y sus creencias. Yo, por mi parte, no puedo renegar de algo que no conozco o no he vivido.

Comentar este post

Sebastian velarde 02/15/2015 11:07

Necesito ayuda con este tema de brujeria