Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Parálisis Cerebral en Niños

 

 

 

 

 

 

 

 

Más allá de su condición, los padres son el eslabón más importante en la vida de un niño con parálisis cerebral. Pero tratar con niños con parálisis cerebral requiere algo más que las cualidades tradicionales que se encuentran naturalmente en los padres. Siempre existen cargas emocionales asociadas a la crianza de un niño con discapacidad y éstas inevitablemente podrían plantear desafíos y dificultades.
Cuando un padre comprende que su hijo tiene una discapacidad, se ve afectado por un proceso emocional llamado duelo.

 Este proceso contempla por lo menos cinco etapas diferentes de emociones que los padres de los niños diagnosticados con PC de alguna u otra manera o momento enfrentarán.

 

Estas reacciones serán… golpe emocional, angustia, refutación/negación, enojo/resentimiento y finalmente, aceptación. Aunque estas etapas emocionales no son universales, puesto que las personas tienen sus propias maneras de lidiar con las cosas, la mayoría de ellos experimentan al menos tres de ellas.

En este aspecto, la intervención profesional es fundamental para ayudar a los padres a entender que lo mejor es aceptar la situación y aprender a lidiar apropiadamente con la discapacidad.


Aunque no hay ninguna cura permanente para la parálisis cerebral, la condición puede aliviarse con la ayuda de terapia y entrenamiento, como así también con la participación del niño en programas de educación especial para que puedan aprender cómo hacer frente a su discapacidad.

 

Esto puede ayudar a los niños con parálisis cerebral a vivir una vida más cómoda, de calidad y con la libertad similar a la que disfruta cualquier niño normal. Para algunos casos de parálisis cerebral, la tecnología asistida junto con la actividad física y la terapia conductual pueden ayudar a mejorar su condición (incluso en su patología del habla y el lenguaje).


Los niños con parálisis cerebral generalmente son derivados a programas de formación completa que contemplan una importante terapia física. Esta educación normalmente está destinada a desarrollar la fortaleza muscular para ayudarlos a aprender a manejar y controlar sus movimientos, incluyendo el aprendizaje de funciones básicas como sentarse, aseo personal y mantener su equilibrio.


Los niños con parálisis cerebral no son mentalmente incapacitados y son capaces de pensar por sí mismos. Entre otras muchas cosas, pueden comprender, discernir y experimentar emociones. Sin duda alguna entienden la importancia de la formación y el aprendizaje.

 

 Por ello, independientemente del tratamiento o educación elegidos, todos estos programas para niños con parálisis cerebral apuntan a la independencia futura ya que sus padres no estarán junto a ellos a lo largo de toda sus vidas. Por esta razón es fundamental que en cuanto un profesional lo indique, los niños con PC incorporen los hábitos y habilidades que los ayudarán a enfrentar la vida. Los padres sólo podrán ayudar a sus hijos mientras estén junto a ellos y tarde o temprano el niño deberá realizar las cosas por sí mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                   Las células madre pueden ayudar a mejorar la calidad de vida
Top