Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Si tiene una pecera, cuidado con las infecciones de la piel

Creditos: Imagen cortesia de SXC.hu

Si tiene una pecera, cuidado con las infecciones de la piel

Un estudio hecho en EE.UU, revela los riesgos para la salud dermatológica que pueden derivarse de los acuarios hogareños.

 

 

 

Una infección de la piel relacionada con la exposición al agua contaminada de los estanques, peceras o acuarios hogareños es más frecuente de lo que se cree. Y suele ser una dolencia subdiagnosticada.
 
Eso afirma un reciente estudio científico realizado por un equipo de infectología del Hospital Henry Ford de EE.UU y que fue presentado durante la reunión anual de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, realizada en la ciudad de San Francisco.
 
Los investigadores, coordinados por el infectólogo George Alangaden, afirmaron que "el diagnóstico y los tratamientos de la infección por Mycobacterium marinum es difícil, debido a que las lesiones de la piel no aparecen sino hasta pasadas dos a cuatro semanas tras el contagio".
 
Y esto, lógicamente, conlleva un retraso en el tratamiento correcto y hasta un uso innecesario, e ineficaz, de los agentes antifúngicos y antibacterianos equivocados.
 
Por otra parte, como transcurre tanto tiempo entre la situación de contagio y la aparición de los síntomas, los pacientes suelen no recordar ni identificar la posible fuente de la exposición, que -a menudo- se remonta a la limpieza del acuario o pecera.
 
Esta infección suele darse cuando las bacterias que crecen en el agua sin cloro, infectan alguna herida abierta, corte o lastimadura de la piel en el brazo o la mano.
 
OLVIDOS
"Simplemente, la gente no sabe ni piensa que el agua de su pecera puede albergar organismos bacterianos", recordó Alangaden.
 
Y agregó: "a menos que sean directamente interrogados por un médico con imaginación, que puede -o no- tener el un conocimiento adecuado sobre los síntomas causados por la Mycobacterium marinum y su período de incubación prolongado; suele hacer que el tratamiento indicado se demore en ser recetado".
 
ANTECEDENTES
En un estudio retrospectivo realizado entre enero de 2003 y marzo de 2013, los investigadores identificaron cinco pacientes de entre 43 y 72 tratados en este hospital por Mycobacterium marinum, y cuyas lesiones visibles se asemejaban a las lesiones cutáneas rojizas o golpes en las manos o los brazos. Posteriores biopsias cutáneas realizadas en los cinco pacientes confirmaron la infección de esta bacteria.
 
El período de incubación antes de la aparición de las lesiones fue de entre 11 y hasta 56 días y cabe agregar que los cinco pacientes respondieron efectivamente al tratamiento con antibióticos adecuados, cosa que, en promedio, se demoró 161 días desde el momento de la presentación inicial al momento efectivo del tratamiento.
 
"La infección por Mycobacterium marinum no es una enfermedad mortal, pero sigue siendo una causa reconocida de infección de la piel", acotó Alangaden.
 
Y terminó recomendando que "para acelerar el diagnóstico y el tratamiento, le recomiendo a mis colegas hacer preguntas detalladas acerca de los antecedentes del paciente, especialmente a preguntas sobre la exposición potencial a peceras y acuarios".
Top